De nuevo en el banquillo de los acusados, se negó a decir que su nombre es Ilich Ramírez Sánchez. De todos modos, pocos lo conocen así. En cambio su apodo, "Carlos el Chacal”, resuena en muchos puntos del planeta.

Publicado en Internacional