Los árbitros consiguieron lo que buscaban y los futbolistas Pablo Aguilar y Enrique Triverio se pasarán un año sin jugar.

Publicado en Futbol