Los principales generales han estado insistiendo desde hace años en que si Corea del Norte lanza un misil a Estados Unidos, el ejército sería capaz de derribarlo.

Publicado en Internacional