Un hombre de Cincinnati está acusado de homicidio después de hablar tranquilamente al número de emergencias 911 para confesar que había matado a su esposa.

Publicado en Sorprendente