Jessica Patch tenía buenas razones para aceptar un trabajo publicitario bien remunerado en San Francisco, EE.UU.

Publicado en Salud