%AM, %27 %802 %2015 %10:%Nov

Caminó Más De 300 Kilómetros Para Encontrar A Esta Mujer... Y La Razón Te Dejará Sin Palabras.

Escrito por Dailymail
Valora este artículo
(0 votos)

Una perra llamada Shavi, vivía en las calles de Rostov-on-Don, en el suroeste de la región rusa de Rostov Oblast, el invierno pasado, cuando fue atropellada por un conductor, que luego huyó de la escena.

 

Ella se dejó morir en la orilla de la carretera, con varias lesiones graves, incluyendo dos patas rotas. Poco después, la perra congelada fue rescatada por dos transeúntes, quienes la llevaron al veterinario para que recibiera tratamiento, antes de hacer un llamado en Internet para encontrar a alguien que la cuidara cuando se recuperara.

Nina Baranovskaya, de 26 años, fue la única que respondió, según los medios rusos. Tan pronto como Shavi fue sometida a una operación en sus patas traseras, Baranovskaya recogió a la perra y se la llevó a su casa, donde la ayudó a aprender a caminar de nuevo.

Ella jugó con la perra y mantuvo una rutina diaria, y en poco tiempo, le había enseñado varios trucos y acciones básicas.

Debido a que Shavi había sufrido un trauma psicológico en el accidente, Baranovskaya se vio obligada a comprarle pañales - y tenía que consolarla y reconfortarla cuando se topaban con extraños o con coches en la calle.

Sin embargo, Baranovskaya, quien tiene una hija pequeña y varios animales, no podía cuidar a Shavi por un largo plazo debido a su trabajo, su pequeño apartamento, y sus compromisos familiares.

Pero ella le encontró a la mascota un hogar lleno de amor; con amigos que viven cerca de la frontera con la región de Voronezh Oblast, alrededor de 300 kilómetros de distancia de su ciudad. Pero sólo unos pocos días más tarde de haberse mudado, la perra desapareció.

Los nuevos dueños de Shavi llamaron a Baranovskaya en pánico y le dijeron que ella había desaparecido.

Baranovskaya esperaba que la perrita fuera rescatada, o que encontrara su camino de vuelta a su nueva casa - pero se sorprendió cuando Shavi se presentó en el lugar más inesperado, dos semanas más tarde.

Ella iba caminando la semana pasada, cuando sintió que algo tocó su pierna. Se dio la vuelta y vio a Shavi, sentada a sus pies - después de hacer un viaje de más de 300 kilómetros!

Baranovskaya estalló en un mar de lágrimas, al darse cuenta de que la perrita se había esforzado por encontrar su camino de regreso a ella.

Los expertos estiman que debe haber tomado a Shavi más de una semana caminar de regreso a Rostov. Ahora, Baranovskaya está buscando un piso más grande, para que así Shavi pueda permanecer junto a ella, como se lo merece.

Increíble!

Información adicional

Visto 357 veces

Medios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.