%PM, %01 %933 %2016 %14:%Jun

Cómo mantener la caja de arena de tu gato

Escrito por wikihow
Valora este artículo
(3 votos)

Conseguir un nuevo gatito o gato puede ser un momento emocionante. Conforme tu familia y tú vayan conociendo a su nuevo amiguito peludo, es importante establecer buenos hábitos para brindarle un cuidado apropiado.

El cuidado apropiado de tu gato incluye al mantenimiento de una caja de arena limpia para mantener a tu gato feliz y a tu casa limpia.

Parte 1 de 4: Limpiar las áreas sucias de la caja de arena todos los días

1  Usa diferentes tipos de arenas sanitarias.
Cuando vayas a llevar a casa al gatito, pregúntale a su dueño anterior a qué tipo de arena sanitaria para gatos está acostumbrado y ofrécele esa arena en un inicio.
Algunos gatitos pueden ser muy quisquillosos con el material sobre el que miccionan y defecan, y no debes cambiar demasiadas cosas para el nuevo habitante de la casa. Dale algunos días al gatito para que se adapte y se acostumbre a la ubicación de la caja de arena, luego puedes considerar cambiar la arena sanitaria por cualquier razón que tengas.
Algunos tipos de arenas sanitarias están diseñados para absorber o eliminar el mal olor de los desechos de tu gato. A tu gato o a ti les puede parecer mejor cierto tipo de arena sanitaria.
Revisa los siguientes tipos de arena sanitaria para saber cuál podrían preferir tu gato y tú:
***Arena sanitaria segura para gatitos. Busca una arena que esté hecha de ingredientes más grandes y gruesos como el pino. Muchas arenas también indican en el empaque que son “seguras para gatitos”. Sin embargo, algunas pueden no ser apropiadas para gatitos,              como las del tipo aglomerante o las que producen mucho polvo. El gatito podría ingerir las arenas sanitarias del tipo aglomerante, lo que puede causarle malestar estomacal.Las arenas con demasiado polvo son malas para los pulmones de tu gatito y podrían causarle                  problemas respiratorios.
***Arena sanitaria para gatos absorbente o aglomerante. Este tipo de arena facilita la limpieza y requiere un reemplazo menos riguroso que los otros tipos de arena. Estas también son buenas para reducir el mal olor y la mayoría de los gatos las adoran.
***Arena sanitaria no aglomerante. Este tipo de arena es buena para eliminar los malos olores y suele ser menos costosa que la del tipo aglomerante. Sin embargo, la orina podría empapar la arena y hacer que sean necesarios cambios completos de arena.
***Arena sanitaria a base de cristales o gel de silicio. Este tipo de arena sanitaria es altamente absorbente; esta absorbe la humedad, la orina y el mal olor. Cuando los cristales hayan absorbido todo por completo, tendrás que cambiar la arena en su totalidad.
***Arena sanitaria a base de plantas o biodegradable. Estas pueden ser gránulos de pino, trigo o maíz; los cuales neutralizan los malos olores. Este tipo de arena no genera tanto polvo o huellas como las otras arenas. La arena sanitaria a base de plantas puede ser una           opción más segura para los gatos con problemas respiratorios.



2  Recoge todas las masas.
Usando un recogedor hecho de metal o plástico resistente, retira todas las masas de orina y heces. Mantener la caja de arena libre de desechos evitará los malos olores y animará a tu gato a usarla.
***Limpia al menos una vez al día y más si tienes varios gatos.
***Asegúrate de eliminar todos los desechos.
***Limpia tu recogedor para evitar la propagación de bacterias.
***Para garantizar la higiene de los recolectores de basura, coloca los desechos en una bolsa para heces de perro y átala antes de arrojarla a la basura.
***Si usas una arena que puede desecharse en el inodoro, arroja los desechos en él.
***Siempre lávate las manos después de limpiar la caja de arena.
***Puedes tratar de usar guantes.


3  Mantén nivelada la cantidad de arena sanitaria.
Después de recoger los desechos de la caja de arena o limpiarla, asegúrate de llenarla con una cantidad adecuada de arena sanitaria. Tu gato podría tener su propia preferencia en relación con la profundidad de la arena sanitaria, así que observa cómo la usa.
***Asegúrate de que la profundidad de la arena sanitaria se mantenga en aproximadamente 5 cm (2 pulgadas), ya que esto es lo que la mayoría de los gatos prefieren.
***Algunos gatos con pelaje largo podrían preferir una menor profundidad.


Parte 2 de 4: Cambiar la arena sanitaria por completo

1  Cambia la arena sanitaria.
Retira toda la arena vieja y coloca una nueva no usada. La frecuencia con la que tengas que cambiar la arena sanitaria la determinarán la cantidad de gatos con los que vives, el número de cajas de arena disponibles y el tipo de arena sanitaria que usas.
***Cambia la arena sanitaria no aglomerante al menos dos veces a la semana.
***En el caso de la arena aglomerante, si limpias la caja de arena todos los días, puedes cambiarla cada dos o tres semanas.
***Si notas un olor desagradable o muchas masas de desecho, cámbiala antes.



2  Restriega la caja.
Siempre que cambies la arena sanitaria, lava bien la caja. Puedes usar un poco de detergente suave (como jabón para vajilla) y agua tibia. Las etiquetas del envase suelen indicar si el producto es suave o no.
***Retira toda la arena sanitaria de la caja.
***Reúne tus detergentes y una esponja o paño desechable.
***Evita usar detergentes que contengan amoníaco, blanqueador, aceites cítricos o aquellos que tengan olor fuerte; estas substancias podrían alejar a los gatos.
***Algunos productos de limpieza (incluidos los detergentes para ropa, los limpiadores de inodoros y las toallitas desinfectantes) pueden ser tóxicos para los gatos.
***Revisa la etiqueta para verificar si contiene advertencias como “"Mantener a las mascotas y los niños alejados del área hasta que seque”.



3  Considera usar un forro para cajas de arena.
Un forro para cajas de arena puede hacer que la limpieza sea mucho más fácil al momento de cambiar la arena sanitaria. Los forros para cajas de arena están diseñados para retener la arena sanitaria, al igual que una bolsa, lo que hace que sea fácil retirarla y desecharla.
***Usa un forro para cajas de arena para desechar la arena con facilidad.
***En muchos casos, los gatos podrían destrozar los forros.
***Algunos gatos odian los forros y su uso podría disuadir a tu gato de usar la caja de arena.


Parte 3 de 4: Mantener un entorno agradable cerca de la caja de arena


1  c
ompra una caja de arena recubierta.
Las cajas de arena recubiertas son una opción grandiosa para ayudar a mantener limpia el área que rodea a la caja. Ten en cuenta las ventajas y las desventajas de una caja de arena recubierta:
***La cubierta puede evitar que una cantidad considerable de la arena sanitaria escape de la caja.
***Algunos gatos incluso podrían preferir las cajas de arena recubiertas.
***Es más probable que te olvides de limpiar la caja, ya que estará lejos de tu vista.
***Esta retiene más malos olores en su interior; por lo tanto, será necesario realizar una limpieza frecuente.
***Si tus gatos son grandes, es probable que la caja no tenga espacio suficiente.



2   Considera usar alfombrillas para arena sanitaria.
Estas son un método simple que puedes emplear para ayudar a retener todo desastre cerca de la caja. Las alfombrillas se usan para retener todo exceso de arena sanitaria que tus gatos podrían arrojar al suelo.
***Coloca la almohadilla para arena sanitaria debajo de la caja para atrapar toda arena que pueda caer fuera de ella.
***Las alfombrillas para arena sanitaria pueden colocarse justo debajo de la abertura de la caja de arena.
***Además de las alfombrillas de venta comercial, puedes usar pedazos pequeños de alfombras, trapos o toallas.



3  Mantén la caja de arena en un lugar tranquilo.
Los gatos aprecian hacer sus necesidades en un lugar privado y tranquilo. Trata de colocar la caja de arena en un lugar alejado de las áreas transitadas de tu casa.
***Mantén a los niños pequeños alejados de la caja de arena, ya que podrían interrumpir al gato o tratar de jugar con la caja.
***Evita interrumpir a tu gato cuando esté usando la caja de arena, ya que esto podría hacer que no la use en el futuro.


Parte 4 de 4: Resolver los problemas con la caja de arena


1   Observa a tu gato.
Vigila el uso que tus gatos le dan a la caja de arena. Observa en qué ocasiones usan o no la caja. Pueden haber muchas causas por las que tu gato no usa la caja de arena, como las siguientes:[16]
***La caja de arena necesita limpieza.
***La caja de arena se encuentra en un área transitada.
***Al gato no le gusta el tipo de arena sanitaria que has elegido.
***La caja de arena no es lo suficientemente grande para tu gato.
***Si no encuentras una razón, habla con un veterinario.



2  Adáptate a las necesidades de tus gatos.
Puede haber un momento en el que tu gato rechace cualquier arena sanitaria que le ofrezcas. Por lo general, esta situación surge con los gatos que suelen salir de casa. Prueba las siguientes ideas para hacer que tu gato vuelva a usar la caja de arena.
***Si tu gato solía salir de casa y le gusta usar a las plantas de interiores como baño, trata de mezclar un poco de tierra para maceta con la arena sanitaria.
***Si tu gato rechaza todas las arenas sanitarias de venta comercial, la arena común podría funcionar.
***Si tienes un gatito, considera usar una arena sanitaria no aglomerante, como una arena granulada (p. ej., gránulos de papel periódico).
***Asegúrate de desechar toda la arena sanitaria siempre que sea necesario, para mantener la higiene.



3  
No compres arenas sanitarias con aromas.
Si bien son convenientes, las arenas sanitarias con aromas pueden disuadir a tu gato de usar la caja de arena. Prueba algún otro método para reducir cualquier olor desagradable.
***Coloca una capa delgada de bicarbonato de sodio en el fondo de la caja de arena.
***Continúa con la limpieza de la caja de arena.



4  
Usa siempre un solo tipo de arena sanitaria.
Después de encontrar una arena que le guste a tu gato, ya no busques más. Usar otro tipo de arena puede hacer que tus gatos dejen de usar la caja. Usa el tipo de arena que has elegido con la mayor frecuencia posible.
***Si ya no producen la arena favorita de tu gato, trata de que la nueva que use sea lo más parecida posible a ella.



5
  
Coloca una cantidad suficiente de cajas de arena.
Una caja de arena por gato no siempre es lo más adecuado; es más, suele no bastar. La cantidad de cajas que debes colocar en tu casa depende del número de gatos que vivan contigo. Si no tienes suficientes cajas de arena, esto puede hacer que los gatos ensucien tu casa.
***Si tienes más de un gato, coloca cajas en varios lugares para que ninguno tenga que esperar para usarlas.
***La regla general es una caja por gato más una adicional.
***Coloca al menos una caja de arena en cada piso de la casa.
***Es mejor no colocar todas las cajas en un solo lugar.
***Haz que la ubicación sea lo más conveniente posible para tu gato, para que pueda usar las cajas de arena.


6  Elige el tipo de caja adecuado.
Hay muchos tipos de cajas de arena que puedes elegir. La mayoría de las características de las cajas de arena están diseñadas teniendo en mente al dueño, pero algunas podrían no gustarle a tu gato. Es probable que tengas que probar diferentes tipos para encontrar las adecuadas para tus gatos.
***Ten en cuenta el tamaño básico y la forma de la caja de arena.
***Investiga sobre las características de las cajas de arena, como cubiertas, purificadores de aire o mecanismos de limpieza integrados.



7  
Coloca cajas de arena en los mejores lugares de la casa.
Hay algunas reglas generales sobre el mejor lugar para la caja de arena de tu gato. Seguir estas pautas puede ayudar a garantizar que tu gato use las cajas de arena y evite los accidentes.
***No coloques la caja de arena cerca de su comida o su agua.[22]
***Coloca las cajas alejadas la una de la otra. Si tienes múltiples cajas, colócalas alejadas la una de la otra para que el gato siempre tenga al menos una cerca.
***Coloca la caja en un lugar tranquilo. A los gatos no les gusta que los molesten cuando usan el baño.
***Trata de encontrar un lugar que sea fácil de limpiar. Puedes sentir la tentación de colocar la caja en un lugar que no esté a la vista; sin embargo, es muy probable que te olvides de limpiarla.


Consejos
Conoce bien a tus gatos y aprende sobre sus hábitos y preferencias. Lo que funciona para un gato podría no funcionar para otro, incluso si viven en la misma casa.
***Si le pides a tus amigos que cuiden a tus gatos mientras estás de viaje, asegúrate de hablarles claramente sobre los hábitos y las rutinas de tus gatos en relación con el uso de la caja de arena.
***También pídeles que sigan tu horario de limpieza de la caja de arena en la medida de lo posible.

Advertencias
Recuerda no castigar a tus gatos de ninguna forma cuando ensucien tu casa. El castigo no será de ayuda para ti o tus gatos. Si los problemas persisten, comunícate con un veterinario. Es probable que te deriven a un especialista en comportamiento animal.
***Si tus gatos empiezan a tener problemas con la arena sanitaria, como ensuciar la casa o no ir al baño con la misma frecuencia de antes, consulta a un veterinario.
***Las heces de algunos gatos contienen al toxoplasma gondii, un parásito que causa una enfermedad llamada toxoplasmosis. La enfermedad es asintomática, esta causa algunos problemas de salud en la mayoría de los gatos saludables. Sin embargo, las mujeres embarazadas y      las personas con un sistema inmunológico debilitado deben tener cuidado y evitar limpiar la caja de arena si es posible, ya que la infección por toxoplasma podría traer consecuencias graves en su salud o en la del bebé nonato.
***Si estás embarazada o tienes un sistema inmunológico debilitado, pero no puedes conseguir a otra persona que pueda limpiar la caja de arena de tus gatos, considera colocarte unos guantes de goma y una mascarilla.

Visto 12845 veces Modificado por última vez en %PM, %01 %944 %2016 %14:%Jun

Medios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.